Internet es el medio de consulta por excelencia, sólo hay que ver el volumen de búsquedas diarias que se dan en buscadores como Google, Bing o Yahoo.
Muchos estudios indican (y la propia experiencia) que los usuarios buscan su respuesta en las primeras páginas de resultados. Por eso es muy importante hoy en día estar bien posicionado.

En la página de resultados de un buscador como Google, se incluyen los resultados de búsqueda orgánicos (marcados en azul) y la publicidad de pago, conocida también como “enlaces patrocinados” (marcada en amarillo).

screenshot_GOOGLE

El SEO, del inglés Search Engine Optimization, es un sistema para mejorar el posicionamiento orgánico y requiere una serie de técnicas on-page y off-page como el tener una estructura responsive, unos datos bien estructurados, buena usabilidad de la web, identificar las palabras clave más relevantes a posicionar, introducir contenido relevante que le de un valor añadido al usuario… es decir, una serie de optimizaciones en la web que precisan más tiempo del que habitualmente disponemos y que, aunque sirvan para posicionarnos de forma natural y gratuita, no tienen un resultado inmediato.

El SEM, del inglés Search Engine Marketing,es un sistema de publicidad online en el que el anunciante paga por aparecer en los resultados de búsqueda. Y vendría a ser el camino rápido. Se encuentran varias plataformas como el Facebook Ads, Twitter Ads, pero el más conocido es Google Adwords.


En estos enlaces patrocinados, el anunciante paga por cada clic que se haga a su anuncio. El usuario escribe una serie de palabras en el buscador y, mediante un sistema de subastas de palabras clave, hace que el anuncio más relevante se muestre en las primeras posiciones. Esos parámetros para aparecer entre los primeros son: la calidad de los anuncios, los textos, la página de destino, la oferta de cada palabra clave, entre muchos otros. Por eso, sólo una buena gestión de las campañas suponen unos buenos resultados.

En conclusión: aunque el SEO sea gratis, para alcanzar las primeras posiciones es mucho más lento y el SEM, aunque requiere de una inversión económica, con una buena gestión puedes alcanzar rápidamente las primeras posiciones.

¿Pero sabías que también se pueden combinar? Ambos sistemas pueden ser complementarios, siempre depende del tiempo e inversión que se quiera realizar.

SEM_SEO

¿Y tú con qué sistema te quedarías?

Si tienes alguna duda, contacta con nosotros. Te ayudamos con tus campañas de SEO y SEM.